CONSTITUCIÓN: Freno a la autocracia

  • Es profundamente imbécil decir que nuestra constitución es “herencia del régimen franquista”.

  • Iglesias está en contra de cualquier constitución que no le permita apropiarse de todos los poderes del estado.

  • La obsesión de los autoritarios, siempre es despreciar y eliminar las constituciones.

Hoy, 6 de Diciembre, se celebra el Día de la Constitución Española.

Hoy, hace 38 años, España daba un paso adelante poniendo fin a la autocracia franquista y aprobando en referéndum la constitución, elaborada en común por la mayoría de representantes de todo el abanico ideológico del país. Esa mayoría, del Partido Comunista a Alianza Popular, pasando por los nacionalistas catalanes, colaboró en el texto que nos devolvía a la democracia y todos ellos solicitaron el voto por su aprobación.

Hoy, los representantes de Podemos no acudirán a los actos de celebración de la aprobación del referéndum constitucional. Es la primera vez que un gran partido no acude a estos actos. No se trata de otro circo de Podemos, es mucho más grave. No acudir a la celebración de la constitución supone cagarse en la voluntad de todos los españoles y despreciar a la vez nuestra entrada en la democracia.

Iglesias no está en contra de esta constitución, está en contra de cualquier constitución que no le permita apropiarse de todos los poderes del estado. Las promesas de modernización de la constitución de Podemos se han quedado en más demagogia amarillista para captación de voto. Iglesias ni siquiera ha ido a las dos comisiones constitucionales de la actual legislatura. De la que por cierto, sí cobra.

No quepa duda de que Podemos solo reformaría la constitución en caso de obtener una mayoría absoluta, para poder hacer de ella una herramienta de sometimiento y control a medida de sus deseos.

España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.
Título preliminar de la Constitución Española de 1978

La carta magna es el elemento que más garantiza nuestro carácter democrático y por tanto el principal blanco de ataque de todos los que pretenden imponer regímenes contrarios a la democracia y la libertad. 

Es profundamente imbécil, malvado o ambos, decir que nuestra constitución es “herencia del régimen franquista”. Nuestra constitución fue compuesta por el acuerdo de mayor pluralidad política que ha existido en democracia en nuestro país. La garantía democrática de un proyecto como la constitución no se obtiene solo con un porcentaje de voto, que fue inmenso, sino con la pluralidad representada en su creación. Esa pluralidad que no pueden ni desean tener los que hoy se niegan a celebrar nuestra democracia. Que se intentan hacer garantes de nuevos y mejores tiempos, cuando apestan al autoritarismo de los tiempos más oscuros de Europa.

España se ha hecho fuerte, siempre, mediante sus constituciones, que blindan el estado de derecho y libertad. Por eso, la obsesión de los autoritarios, siempre es despreciar y eliminar las constituciones. Ocurrió tras nuestra primera constitución, con el regreso del absolutismo, ocurrió, con la constitución del ’31 con la llegada del Franquismo y ahora, algunos otros, pretenden que vuelva a ocurrir.

Defendamos la democracia, celebremos la constitución ¡Y que nos dure!

Cuadro: Fusilamiento de Torrijos y sus compañeros en las playas de Málaga, Antonio Gisbert Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.