Dominó socialista

Pic by Kennysarmy

El domingo nos fuimos a dormir con los resultados de las elecciones vascas y gallegas calentitos, recién salidos del horno. Además del golpe sobre la mesa que dieron Feijoo y Urkullu, el nuevo wannabe protagonizado por las pseudomarcas de Podemos y la decepción protagonizada por Ciudadanos al no conseguir representación, uno de los resultados que más alboroto ha levantado a su alrededor ha sido el del PSOE. Cual dominó, este hecho ha desencadenado una serie de acciones muy relevantes para el futuro político de España.

Los socialistas han seguido con la tendencia decreciente que ya han dejado más que clara a nivel nacional y han defraudado tanto en Galicia como en el País Vasco. En la comunidad vasca han perdido la mitad de los escaños que tenían en la anterior legislatura, y se ve relegado a la cuarta plaza tras ser superado por los populistas morados. En tierras gallegas también se han visto sobrepasados por Iglesias y los suyos: aquí han empatado en escaños, no así en votos, obteniendo los socialistas el peor resultado de la historia en esta comunidad.

Estos resultados sólo han sido la gota que ha colmado el vaso de indignación que se ha ido llenando durante los últimos dos años en los fueros internos del PSOE. Tras salvar Andalucía con un mal resultado y gracias a su pacto con los de Rivera, tras el batacazo en Cataluña, donde su coqueteo con el independentismo les ha relegado a un papel irrelevante y donde de ellos sólo se recuerdan los bailecitos de Iceta, y tras dos crochet recibidos por Pedro Sánchez en sendas elecciones generales, al registrar por dos veces el peor resultado jamás registrado por este histórico (histórico, o “histérico”, citando a Javier Nart) partido, las nuevas elecciones autonómicas han levantado en armas a los críticos.

La federación andaluza, Fernández Vara, Edu Madina, Carme Chacón, Pepiño… empezaron por pedir responsabilidades por los malos resultados, y acabaron pidiendo directamente la dimisión de un Sánchez cada vez más desgastado. A su vez, son los mismos que ven como una locura el intento de formar gobierno de Pedro, entendiendo que la debilidad en todo el territorio español (a excepción de Andalucía) que tiene el partido hace una quimera de esta proposición.

Y Sánchez, cansado de tanta crítica interna (ha llegado a acusar a estas críticas de ser los causantes de los malos resultados del PSOE) ha decidido mover ficha: ha convocado congreso del partido y primarias para su secretaría general en el próximo mes de Octubre. All-in. Todo al rojo. “Si tanto os quejáis, a ver quién tiene coj****, y apoyos, para quitarme de aquí”, sería la traducción en palabras que todos podamos entender de sus últimos actos.

Esta jugada puede no venirle mal al actual líder “socialdemócrata”, porque con tan poco tiempo hasta el congreso, ningún barón socialista (puede que ni Susana) se verá preparado para asaltar las cumbres del puño y la rosa.

Pero esa no ha sido su única jugada. A sabiendas de las ganas que tiene de llegar a Moncloa a hombros de Pablo Iglesias, ha usado esa alianza que lleva mucho tiempo trabajando para asestar otro golpe a las voces discordantes con su persona. Podemos ha roto el pacto de investidura con Fernández Vara en Extremadura, también el que mantenía con Page en La Mancha, y amenaza con hacer lo mismo en Aragón.

Presiones a los barones socialistas que, paradójicamente, le vienen de perlas a un Rajoy que cada día que pasa está más convencido que volverá a sacar más votos en unas todavía hipotéticas terceras elecciones, y las busca con ahínco y sin pudor. Por este motivo, a Rajoy, sabiendo que el intento de formar gobierno de Sanchez está abocado al fracaso, le interesa su permanencia a las órdenes del PSOE, y le ha salido a defender públicamente, diciendo que es su “único interlocutor”. Aun así, desde el PP no dejan puntada sin hilo, y ya se han ofrecido a mantener a los gobiernos socialistas allí donde Podemos los abandone, tendiendo la mano a los críticos para un posible pacto si se quitaran de en medio a Pedro.

Que el PSOE es un nido de víboras, sin rumbo ni capacidad para gobernar este país, ya pocos lo dudan. Todas aquellas personas con capacidad para tomar decisiones en el seno del partido deberían sentarse, replantear sus propias bases, y tratar de evitar convertirse en otro PASOK.


Foto por Kennysarmy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.