Eurovision, petardeo y geopolítica

Vamos a empezar agradeciendo, porque ya sabemos que es lo de bien nacidos. Así que agradecemos a los grandes de Con Copia a Europa, a los que hemos sisado el título de este artículo y… qué coño, la idea en general. Estos chicos prometen, ya veréis ya. En fin, al lío.

¡Llega Eurovisión! Preparemos el glitter, las banderas, las gargantas y la geografía porque llega el evento no deportivo más visto del mundo.

Al igual que Pierre de Coubertin ideó los Juegos Olímpicos modernos como un punto de encuentro internacional en el que poder labrarse una concordia, Eurovisión nace en 1956 como un primer paso para la reunificación europea. Su padre, Marcel Bezençon. Un licenciado en Historia del Arte y por aquel entonces director de la Unión Europea de Radiodifusión.

eurovision3

Lys Assia, la primera ganadora de Eurovisión

La primera edición del festival participaron siete países, en la actual participan cuarenta y dos. Como casi todos los años hay bajas, regresos y curiosidades. En 2016 las bajas han sido Portugal y Rumanía, expulsado este último por impago. Vuelven sin embargo Bosnia y Herzegovina, Bulgaria, Croacia y Ucrania. Repite además por segunda vez consecutiva Australia. Las antípodas tienen ganas y aunque no terminan de acertar con los excesos folclóricos europeos, parece que no será su última participación, en un país en el el que más de 2,5 millones de personas ven el festival.

Lo de Australia nos sirve precisamente como excusa para ver la importancia de este festival en términos geopolíticos y más allá de la excusa de la canción. Esto puede ser el eterno debate del huevo o la gallina. Habrá quien entienda como finalidad el desarrollo musical y habrá quien piense que la importancia radica más allá, en la construcción de una concordia internacional a través de un ámbito festivo. Luego estamos los que pensamos que ambas son compatibles y que además queremos purpurina, banderitas y alcohol. Porque Eurovisión también es petardeo, sí.

giphy-1Polonia, conservadores, católicos y tal…

En la imagen de portada vemos el ejemplo perfecto de petardeo y geopolítica. Se trata de Verka Serduchka, una Drag Queen que interpreta el ucraniano Andriy Danilko. Representó a Ucrania en Eurovision en 2007, quedando en segundo lugar, superada por una inesperada Serbia.

Verka es el cúmulo del todo eurovisivo. Vestida en plateado de Dolce & Gabbana, recibió críticas desde su propio país y ajenos, calificándola de vulgar y grotesco, pero con un trasfondo bastante mayor. Su canción se titulaba “Lasha Tumbai”, un sinsentido que según el embajador Ruso lo que decía claramente era “Russia goodbye”. La realidad es que en ese mismo año y con una inminente crisis en Ucrania, Verka Serduchka o más bien su actor, fundó un partido político, llamado “‘¡Por nosotros!” con la intención de concurrir a las elecciones al parlamento europeo. Más tarde retiró la candidatura. Por cierto, la canción fue uno de los mayores éxitos de la historia de Eurovision. Segunda en la lista de ventas de Finlandia y sexta en Francia y Suecia.

A lo largo de los años del festival hay muchas tradiciones que se han ido manteniendo pero también novedades y cambios. Los participantes no siempre son los mismos y desde Marruecos, Turquía o Israel que han sido o son participantes hasta Túnez o Líbano que se retiraron justo antes de serlo, hay muchos intereses que mueven a un país a participar o no. Los países árabes como Turquía han ido rechazando el festival en un claro auge de la homofobia y el conservadurismo, mientras que otros como Rusia, Ucrania o Armenia, lo ven como la oportunidad de mostrar su imagen más progresista. Este año por primera vez el festival se retransmitirá en directo en Estados Unidos y además Justin Timberlake actuará en el intermedio.

giphy

Who said gay?!

Algo que se mantiene es la imagen de los doce puntos en el sistema de voto, aunque este y con claras razones políticas, el sistema como tal cambia. Seguiremos viendo a los países otorgar sus puntos uno a uno, pero en este caso se tratará solo del voto de el jurado de cada país. El televoto, de todos los europeos, tendrá circunscripción única y se presentará al final, lo que podrá cambiar todos los resultados y evitar así el efecto país vecino. La tensión está servida.

Así que todos preparados para escuchar el Te Deum de la Radiotelevisión Europea, la canción ganadora del año anterior y beber durante horas al ritmo de la crítica más ácida, el frikismo, el folklor y la geopolítica.
¡Good Evening Europe!

 

 

Venga va, es NECESARIO un extra de gifs Eurovisivos, vaaaa, vaaaa:

giphy-2

Celine Dion, que ganó en 1988 por Suiza. Bien de hombrera

tumblr_notb82zyGu1tbejo2o4_r1_540

Concha Voladora, definición gráfica

eu4

Critters reborn

15-Moments-Eurovision-2013

Hodor, Hodor!

tumblr_inline_mn0iiv7ZPV1qz4rgp

Grecia siendo Grecia

Y si nada de esto te convence… que te lo cuente Suzy:

jUsPq3a

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.