La guía no oficial de Goldman Sachs para ser un hombre

guia-no-oficial-goldman-sachs-ser-hombre

Existe una cuenta de Twitter llamada @GSElevator en la que se publican, a modo de cotilleo, tuits sobre lo que se escucha en los ascensores de Goldman Sachs. A partir de los gossips que aparecen en esta cuenta, el periodista John Carney ha elaborado una lista no oficial sobre cómo debe ser un hombre de verdad según los ejecutivos de la banca Goldman Sachs. ¿Eres un tío Goldman?

Guía No Oficial Goldman Sachs para ser un Hombre

· Lleva siempre dinero en efectivo. Siempre.

· Los mejores baños públicos están en los hoteles.

· Jamás una cita con la ex de un amigo.

· Basta de hablar de tu formación. No nos interesa.

· La vida es demasiado corta para lavar tu ropa.

· Cuando el barman te pregunte, ya debes saber la respuesta.

· Si no te invitan a una fiesta, no vayas. Incluso cuando te inviten, no vayas siempre.

· Ante la duda, bésala.

· Si el portero te dice que te vayas, vete.

· Gástate la pasta en unas buenas gafas de sol. ¿Superficial? Puede, pero la primera valoración que ella haga sobre ti también lo será. De alguna manera le estarás diciendo que aprecias las cosas bonitas y que sabes cuidarlas.

· Haz deporte, no seas un vago.

· Créate una cuenta en Twitter. Sé tu propio curador de contenido.

· Cena con tus amigos al menos una vez cada semana. Deja a tus hijos en casa.

· Sé fiel a un bar. A más de uno.

· Llegarás más lejos si eres el que paga las copas.

· Basta de selfies, por favor.

· Las mujeres guapas también están solas. No lo olvides cuando las descartes.

· Si el barman te invita, pide otra ronda.

· El postre es para ellas. Pídelo igualmente y disimula cuando acerque su cuchara porque ella no lo ha pedido.

· Una novia (al mismo tiempo) es más que suficiente.

· Compite únicamente contra ti mismo.

· Lleva siempre una botella cuando te inviten a una casa. Una buena botella.

· No gastes dinero en más seguros de los imprescindibles. El de esa cámara reflex, sin ir más lejos, no lo necesitas.

· A nadie le importa una mierda lo ofendido que estés, así que déjalo estar.

· Cenar solo puede ser una experiencia fabulosa.

· Nunca digas eso de «It is what it is».

· Compra una añada de un vino mítico el año que nazca tu hijo. Será un regalo fantástico.

· Dos copas de vino durante la comida no te van a arruinar el día, ¿no crees?

· Sé espontáneo.

· Sí, por supuesto: has de invitarla.

· Encabronarse es una pérdida de energía.

 

@Vg87_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.