La La Noche

  • La La Land se presentará este domingo noche como la indiscutible favorita

  • Si el año pasado la reivindicación tuvo que ver con #OscarSoWhite este año será seguramente sobre Trump

  • Será difícil no humedecer los ojos cuando recordemos los rostros que nos dejaron este año

Un año después de que el mundo se detuviese con DiCaprio recogiendo su primera estatuilla dorada, vuelven los Oscar: “Esa noche en la que el cine, el glamour y la música se dan cita en la ciudad de las estrellas”. Ésta podría ser la frase que describiese la gala y, sin embargo, más de uno al leerla se habrá transportado a la atmósfera melódica y colorista de la más que probable vencedora: La La Land. El musical que se presentará este domingo noche como la indiscutible favorita.

No es sólo una opinión, un largo recorrido de premios y reconocimientos (Globos de Oro, BAFTA o SAG Awards entre otros) respaldan esta candidatura. Con el récord histórico de 7 Globos de Oro y el de 14 nominaciones a los Oscar, la cinta de Damien Chazelle pretende arrasar en la 89ª edición de los Premios de la Academia. Obviando aquéllos que parecen prácticamente seguros – como son mejor Banda Sonora, Canción, Diseño de Vestuario, Fotografía o Dirección Artística -, catalogamos de posibles mejor Montaje y Guion Original y de probables Actriz (Emma Stone), Director y Mejor Película. Tan sólo Moonlight, de Barry Jenkins, parece dispuesta a competir en esta categoría, presentando batalla hasta el final para discutir la hegemonía del ovacionado musical.

Con menos posibilidades nos encontramos a un Ryan Gosling que, probablemente, se encuentre en su butaca aplaudiendo mientras Cassey Affleck – por Manchester By The Sea –, recoge su Oscar como Mejor Actor. En la categoría de Mejor Guion Adaptado, Moonlight partirá como favorita, siendo este premio un trampolín en ocasiones
suficiente para saltar y acariciar el de Mejor Película; será Arrival, revelación del año y una de las mejores cintas de ciencia ficción que se recuerdan, su rival directa.

Contaremos también con nuestra pequeña representación patria en la categoría de Mejor Cortometraje. Timecode, de Juanjo Giménez, ganador del Goya y de La Palma de Oro en Cannes, se presenta en Los Ángeles como serio aspirante al galardón.

Cambiando algo de tercio – pues no hay que pasarse de purista con una gala que tiene de todo – nos encontraremos, como viene siendo costumbre, con una ceremonia plagada de fuertes mensajes políticos. Si el año pasado el hashtag #OscarsSoWhite fue la bandera bajo la que se revindicó mayor igualdad racial en la industria cinematográfica, este año, con el mayor número de nominaciones a gente de color de la historia, se lanza un claro mensaje de disculpa y unión, dándonos a entender que esta vez los golpes irán dirigidos a otro objetivo. ¿La diana más probable? La mandíbula del presidente Donald Trump.

Será también una noche plagada de emociones. Será difícil no humedecer los ojos cuando recordemos los rostros que nos dejaron este año: David Bowie, Alan Rickman, Bud Spencer, Gene Wilder, Leonard Cohen o nuestra princesa Carrie Fisher entre otros. Sólo espero que durante el emotivo vídeo suene al piano la muy conveniente City Of Stars; en ese momento, allí, en la ciudad de las estrellas. Por todos aquellos a los que vimos brillar, que son ya luz inapagable. Artistas gigantes a los que podremos preguntar viendo sus obras: “Are you shining just for me?”

Previsión –probablemente desastrosa– del autor:

  • Mejor Película: La La Land (anda que si ahora se lo doy a otra…).
  • Mejor Director: Damien Chazelle, por La La Land.
  • Mejor Actor: Cassey Affleck, por Manchester By The Sea.
  • Mejor Actriz: Emma Stone, por La La Land (aunque ojito a Isabelle Hupert por Elle)
  • Mejor Actor Secundario: Mahersala Ali, por Moonlight (pero Dev Patel –LION– calienta en banda).
  • Mejor Actriz Secundaria: Viola Davis, por Fences. (100%. Si fallo me rapo).
  • Mejor Guion Original: G. Lanthimos y E. Filippou, por Langosta. (Pese a lo horrible que me pareció, creo que la Academia premiará esta rareza).
  • Mejor Guion Adaptado: B. Jankins y T.Alvin, por Moonlight. (Aunque mi corazoncito optaría por Arrival).
  • Mejor Película de Habla No Inglesa: Toni Erdmann
  • Mejor Película de Animación: Zootrópolis.
  • Mejor Fotografía: Linus Sandgren, por La La Land.
  • Mejor Dirección Artística: D.Wasco y S. Reynolds, por La La Land.
  • Mejor Diseño de Vestuario: M. Zophres, por La La Land.
  • Mejor Montaje: Tom Cross, por La La Land.
  • Mejor Banda Sonora Original: Justin Hurwitz, La La Land.
  • Mejor Canción: La La Land. (Justin Hurwitz ganará con City of Stars, también podría ganar por Audition).
  • Mejores Efectos Visuales: John Knoll, por Rogue One
  • Mejor Maquillaje y Peluquería: Alessandro Bertolazzi, Escuadrón Suicida.
  • Mejor Montaje de Sonido: Robert McKenzie, por Hasta el Último Hombre.
  • Mejores Efectos de Sonido: Kevin O’Connell, por Hasta el Último Hombre.
  • Mejor Cortometraje: Timecode, (barremos hacia casa con este producto español).

Si mi previsión se cumpliese, quedaría a La La Land como indiscutible triunfadora con 9 estatuillas. ¿Será capaz de igualar al musical más premiado –West Side Story – si gana otro de los premios técnicos? ¿Igualará a Ben-Hur, Titanic y El Retorno Del Rey si Ryan Gosling da la sorpresa? ¿Estoy totalmente desalineado con los críticos y será un
estrepitoso desastre? El domingo, aquellos valientes que nos enfrentemos al sueño, saldremos de dudas…


Javier Burés: De nacimiento toledano, de vida madrileño. Intento de actor, fracaso de músico e ingeniero de telecomunicaciones para ir tirando.

Foto: JD Hancock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.