Mr. Kissinger ¿Es usted?

“Acusa a tu enemigo de fornicar con cerdos (aunque sea mentira) y luego siéntate a ver cómo trata de desmentirlo.” Esta frase, atribuida a Kissinger, es uno de los principales cimientos de la política española actual.

Hace un par de meses, os contábamos aquí una de las estrategias del partido de Iglesias. Consistía y consiste en la modulación del lenguaje y los conceptos para comunicar una campaña empapada en bondad y dirigida a los más jóvenes. Pues bien, hoy tenemos a mano, una igual de cínica pero con un aspecto, si cabe, bastante más apestoso, por aquello de la suciedad y la hipocresía que implica. Bueno y por los porcinos de la frase inicial. Ya está aquí, la estrategia Kissinger.

El objetivo de esta estrategia es generar bulos, de modo plenamente consciente y distribuirlos para que parezcan externos, obligando al enemigo a salir ocasionalmente a desmentirlos. Esto le generará un estigma obvio y además, se le conseguirá relacionar con susodicho tema.

Podemos&Co, marca registrada, parecen haber perdido, a juzgar por el tortasso tras la unión con IU, a sus votantes más estereotípicos y definidos y para ello, vuelven a sus orígenes. El gallinero, el tono un poco más alzado, la chulería, los buenos vs malos y sobretodo, los bulos.

Ponía los bulos en marcha de 0 a 100 en 10 segundos Iglesias, en la fallida sesión de investidura. Abonado, por supuesto, por la boca más prodigiosa del PP, Rafael Hernando, a quien no le hacen falta sardinas para beber agua.

“Supongo que el Suárez que usted admira es el que fue presidente mientras le apoyaban Juan Carlos y los poderes fácticos (…) Fue Mario Conde uno de los mayores colaboradores del Sr. Suárez, ese que tanto le admira a usted (Albert Rivera). Me parece que haría una pareja gloriosa con el Sr. Garicano” En un pis-pas había conseguido propagar dos bulos sobre Suárez, correlacionar la corrupción con el mismo y de paso unir todo ese esperpento al partido de Rivera.

Con el discurso de iglesias abriendo veda y los fakes ya preparados, se dio el pistoletazo de salida para continuar con la estrategia Kissinger que en estos días vamos a ver hasta la extenuación.
Envueltos en un manto de falsa ingenuidad o sorpresa, comenzaban a repartir el trabajo previo:

CrQqFrNXgAAosdECaptura de pantalla 2016-09-06 a las 23.22.59Captura de pantalla 2016-09-06 a las 23.26.08

Lo más triste de esto realmente radica en la facilidad con la que el público cae, ingenuamente, en esta estrategia política de cabeza. Sin pensar que detrás hay toda una maniobra de manipulación. Incluso algunos medios profesionales, como El Español, llegaron a publicar la noticia, dándole aún más bombo al plan de Podemos&Co.

Con la necesidad de los morados de recuperar su terreno perdido, la estrategia Kissinger continuará y serán muchos los “fake” en los que nos quieran volver a hacer caer. La próxima vez que veáis uno, reíros, pero pensad, Mr. Kissinger ¿es usted?

IGLESIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.