Seriéfilos, hay futuro tras GoT

El verano, ya sea por vacaciones o por fin de exámenes, es una fecha que todo adicto a las series tiene marcado en su calendario para ponerse al día. Y ahora que ha acabado la sexta temporada de Juego de Tronos venimos a llenaros ese vacío existencial que sufrís desde el otro lado del Mar Angosto.

Manuel Alonso: Vinyl

La serie que os voy a recomendar cuenta con apenas 10 episodios, ya que empezó a emitirse en Enero de este mismo año y acaba de terminar su primera temporada. HBO la ha cancelado debido a recortes de presupuesto, pero merece la pena disfrutar de los poco capítulos emitidos. Vinyl, basada en la industria discografica de los años 70 y ambientada en NY, mezcla droga, ambición, sexo, crimen y drama, flotando sobre una banda sonora simplemente brillante. Bowie, Slade, Chuck Berry, The Who, Jackson Five… un placer para los amantes de la música. Si a esto le añadimos que está creada y producida de manera conjunta por Martín Scorsese (Oscar por Infiltrados), Mick Jagger (cantante de The Rolling Stones) y Terence Winter (Los Soprano o Boardwalk Empire)… no se como no estás ya buscando el primer episodio.

Pedro Carrasco: Fringe

De todas las series de ciencia ficción que me he podido zampar, la que probablemente más me marcase fue la titulada “Fringe”. Cinco temporadas de misterio mezclado con ciencia futurista, ¿o no tan futurista?, donde trabajan con conceptos de campos que en la actualidad están a la vanguardia como son la biotecnología o la neurología, y todo ello, desarrollado en un marco donde se explican conceptos fundamentales de la física y cómo podría ser el mundo si ellos pudieran aplicarse. Con unos grandes Anna Torv y Joshua Jackson protagonizando la serie y, por supuesto, un entrañable Doctor Walter Bishop interpretado por John Noble.

Y de Walter físico al Walter químico.

Daniel García-Quismondo: Breaking Bad

Breaking bad es la serie que mas me ha enganchado de todas las que he visto.Su guión ágil y cómico. Su perfecta adaptación a los personajes tan reales, y a la vez enfrentados a situaciones inverosímiles, hace que te fusiones con el protagonista Walter White y acabes empatizando ante cada peldaño de violencia que sube en su camino de autodestrucción. Su compañero de fatigas y el protagonista son el Quijote y el Sancho contemporáneo. Geniales.
La fotografía y edición de esos paisajes americanos tan desérticos y a la vez el
dominio del tempo de la serie, capítulos que hay completamente trepidantes y otros lentos que mantienen la tensión hacen de esta serie una obra de arte de los últimos años.

Sofía Rondán: Downton Abbey

Siguiendo con el cliché de sexos, voy a encargarme de dar un toque romántico a esta lista de series de televisión: Downton Abbey. Con un guión creíble y rebosante de humor inglés; con las impecables interpretaciones de todo el reparto; con la atención que el equipo de producción ha puesto a los decorados; y con la fidelidad del vestuario con la época, es muy fácil trasladarse a la segunda mitad de 1880 de la Gran Bretaña. Cuatro Emmys, Dos Globos de Oro y un Premio Ondas avalan la calidad de Downton Abbey. Por cierto, Maggie Smith, la entrañable Profesora McGonagall, os dejará atónitos con su impecable puesta en escena.

Valentín Garal: Parks & Recreation

De todas las super producciones, series históricas, políticas, culturales y serias que veo… no os voy a recomendar ninguna.
Parks & Recreation supera con creces el trasfondo de las series más profundas y sin embargo es la serie de humor con la que más he podido reírme en mi vida. Los personajes son el corazón de Pawnee, Indiana, la ciudad de la que Leslie Knope es una servidora pública de lo más apasionada. Realmente eso es todo. Personajes y una vida en Pawnee, pero creedme. Cuando la veáis, ya no necesitaréis nada más en la vida. Vote Knope!

Diego Urteaga: Mr. Robot

Si alguna vez has sentido curiosidad por todo aquello relacionado con la deep web y el mundo hacker, esta es tu serie. Como si de Anonnymous se tratase, la serie nos muestra la vida de un joven especialista en ciberseguridad que se ve arrastrado, sin quererlo, a una lucha contra las grandes corporaciones estadounidenses. Todo ello aderezado con un duro trasfondo, drogas, adicciones, trastornos…Elliot Alderson (Rami Malek) lo tiene todo, incluso una amiga que intenta sacarle de la destructiva lucha entre el bien o el mal. Si he despertado el gusanillo, tienes tiempo, Elliot empezará a picar código de nuevo este mes con su segunda temporada.

&NCS_modified=20150811174341&MaxW=640&imageVersion=default&AR-150819826

No podía faltar un bonus muy Vlad: Black Mirror

Si eres de esos que no te apetece engancharte a un hilo argumental o si crees que esta sociedad se va a la mierda…Match!

Black Mirror son apenas unos pocos capítulos sin conexión alguna que tratan, de manera extrema la profunda crisis de valores que vive nuestra sociedad actual. La tremenda dependencia de las rrss o la falta de relaciones interpersonales son algunos de los temas que critica esta pedazo de serie. ¿Alguno os habéis imaginado al PM de UK copulando con un cerdo en pleno prime time? Pues estás tardando, que ya te hemos contado demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.