Un adiós temprano: el legado Zerolo

Latinoamericano y ciudadano del mundo, así se define Pedro González Zerolo en su blog personal. Nacido en Venezuela el 20 de Julio de 1960 viajó de su país natal a las islas de Gran Canaria, más concretamente a Tenerife donde cursará sus estudios universitarios en Derecho por la Universidad de La Laguna. Finalizados sus estudios, se mudará a Madrid donde se convertirá en uno de los mayores exponentes de la defensa de los derechos humanos en España. Zerolo lucharía durante los siguientes años de su vida por los derechos de la comunidad LGBT incluso tras acceder al puesto de concejal en el Ayuntamiento de Madrid en 2003.

La estigmatización, discriminación y tortura de las mujeres y hombres homosexuales, bisexuales y transexuales junto con otras identificaciones sexuales ha sido una realidad en nuestro país y en el resto de Europa a lo largo de los años. Hoy en día, los españoles pueden disfrutar de una sociedad más abierta, plural y tolerante que la que nuestros abuelos vivieron. Una España donde su marco constitucional reconoce la igualdad y derecho a la libertad de todos sus ciudadanos. A pesar de todo, el colectivo LGBTI+ aún tiene mucho que luchar, afirmar que sus integrantes gozan de una integración y aceptación plena sería caer en el error fácil. Es por ello que no debemos olvidar, y por supuesto, ni siquiera tolerar sucesos de agresiones a personas LGBTI+ como los ocurridos el mes pasado en una de las vías más transitadas de la capital española. No obstante y a pesar de todo, hoy es un día de tristeza y recuerdo.

Pedro González Zerolo, expresidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (1997-2003), exconcejal del Ayuntamiento de Madrid y uno de los activistas más importantes de España para con los derechos de la comunidad homosexual y transexual ha fallecido a raíz de su enfermedad de cáncer de páncreas, diagnosticada hace dos años. González Zerolo jugó un papel imprescindible en la inclusión del colectivo, compareciendo como ponente en numerosas instituciones para denunciar la discriminación de la comunidad homosexual española. Tras luchar por el proyecto de matrimonio homosexual en nuestro país, se convirtió en uno de los primeros homosexuales en contraerlo con su pareja y el que fue, según palabras de Pedro, “su gran amor”, Jesús Santos.

A lo largo de los años se salvaron legislaciones denigrantes como las dictadas durante el régimen franquista, se superó la estigmatización y el rechazo producido por la extensión del virus de VIH y la enfermedad del SIDA, se luchó por tener los mismo derechos que las parejas heterosexuales.

Hoy, es un día de recuerdo y homenaje para todos aquellos que lucharon por la igualdad y por los derechos humanos. A Pedro se lo ha llevado el cáncer, pero ha dejado un legado que hoy en día disfrutan todos los españoles, tanto heterosexuales como homosexuales (independientemente de cual sea su identidad, ideología u orientación sexual). Un legado caracterizado por una mayor pluralidad, respeto y tolerancia. Valores que queremos hacer nuestros y queremos que sean de toda la humanidad.

El progreso es notorio, pero todavía queda mucho por hacer. Conseguir el reconocimiento de los derechos LGBTI+ en los textos legislativos internacionales, fomentar la inclusión y visibilidad en instituciones y sectores (ejército o fútbol) donde todavía no está muy extendida la diversidad sexual o que los Servicios Sanitarios públicos cubran los tratamientos de la persona transexual son objetivos que la comunidad LGBT tiene en mente y, sobretodo, evitar el sectarismo: no hay un unos y otros, todos somos ciudadanos españoles indistintamente de la orientación y/o identidad sexual.

D.E.P. Pedro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.